Comportamientos propios de una pareja tóxica

Las parejas tóxicas difieren entre sí en el propósito de sus acciones, su frecuencia y el tiempo que se dan para traspasar tus límites, pero no difieren en sus métodos de acción. 

Además de manipularte y mantenerte en vilo, existen una serie de conductas nocivas que pondrán atención no a tus necesidades y tu bienestar, sino a la consecución de sus propios fines. 

Infórmate sobre los comportamientos y señales más comunes de que tu relación es tóxica, y probablemente sea hora de superarlo.

¿La relación es tóxica? 10 comportamientos propios de una pareja tóxica

1.     Tratando de controlar tu día

El compañero tóxico hará lo que sea por controlarte, porque entonces no podrás huir de él. Este comportamiento puede ser muy sutil o más agresivo. Tu pareja puede acusarte de no respetarlo porque no pasas tiempo con él o no confías en él porque no le muestras tus mensajes.

2.     Ignorar tus necesidades

Una pareja tóxica está en una relación para beneficiarse a sí mismo. Al principio puede que te pregunte cómo te gustaría pasar el fin de semana o qué te gustaría comer, pero después de un tiempo deja de molestarse por completo. No solo no está dispuesto a preguntarse al respecto, sino que ignora tus intentos explícitos.

3.     Enfrentándote a tus amigos

Los amigos son dañinos desde el punto de vista de una pareja tóxica. En cualquier momento, pueden alertarlo sobre el hecho de que algo anda mal en su relación. Tu pareja puede decirte que no le caes bien a tus amigos, contarte supuestos chismes sobre ti que de alguna manera ha escuchado, o convencerte de que esa no es la compañía indicada para ti.

4.     Hacerte sentir culpable

Vivir con culpa eterna te hace más vulnerable a la manipulación. Para ello, una pareja tóxica puede esconder cosas que son importantes para ti y acusarte de no poder cuidarte o cada vez que algo le hace daño, exagerando el problema y culpándote de todo.

5.      Ponerte en el papel de víctima

El compañero tóxico quiere que te quedes con él, por lo que no puede ser el torturador. Por lo tanto, cuando lo sorprendas en una mentira, traición u otra ofensa, comenzará a acusarte de que lo provocaste, que lo obligaste, que no te preocupas por él y que todo es culpa tuya. Tienes que sentir que el malo eres tú.

6.     Poner a tus seres queridos en tu contra

Una pareja tóxica no solo quiere que te alejes de tus amigos, sino que ellos se pongan de su lado y te desprecien. De esta forma, se protege aún más de tu fuga, y en los momentos críticos estará seguro de que tus amigos y familiares no te creerán y te aconsejarán que te quedes con él.

7.     Montando escenas de celos

Una pareja tóxica puede tener dificultades para mantenerse fiel, pero te acusará de engañar a cualquier chico que te sonría en la calle. Por un lado, es un síntoma de inseguridad en uno mismo, y por otro, es una confirmación de lo terriblemente tóxico que tu pareja quiere controlarte todo el tiempo.

8.     Decirte que eres un enfermo mental

Esta es una forma muy sofisticada de abuso de pareja. Puede que te diga que te dijo algo y no lo recuerdas. Provocarle arrebatos de ira, especialmente en público o acusarle de ataques de pánico. De esta manera, trata de convencerte de que tú eres la fuente del problema en la relación.

9.     Ponerte expectativas incumplidas

Cada vez que se sienta amenazado, comenzará a exigirte más. De esta forma, te hará darte cuenta de que no eres perfecto y que tienes suerte de estar contigo. Quiere mostrarte que, aunque no puedas cumplir con las expectativas más simples, puedes contar con su paciencia o incluso con su lástima.

10.  Abusando de ti

Una pareja tóxica no tiene reparos. La mayoría de las veces recurrirá a la violencia psicológica, pero si le dejas traspasar cada vez más límites, también puede llegar a los golpes. Debes huir de esa relación, porque cuanto más tiempo permanezcas en ella, más amenazada estará tu vida y tu salud.

×

Powered by WhatsApp Chat

× ¿En que puedo ayudarte?