Éxito profesional – 10 habilidades más valoradas en el mercado laboral

Los empleados son más valiosos si pueden demostrar las habilidades que desean los empleadores. Dependiendo de la industria, se requerirá una experiencia profesional diferente, pero las habilidades blandas son muy universales en este tema. 

Cada uno sabe que la experiencia, el ritmo de trabajo, la precisión de su desempeño y la voluntad de actuar, cuentan para muchas personas más que la educación formal. 

¿Qué más son las habilidades que estás buscando? ¿Qué competencias se demandan en el mercado laboral? Aprenda las habilidades apreciadas por los empleadores. ¡Consulta si ya los tienes!

Estas son las 10 habilidades más valoradas en el mercado laboral

1.     Conocimiento de lenguas extranjeras

Hoy en día, el conocimiento del idioma inglés es obligatorio para muchos empleadores. Saber un idioma adicional más beneficia enormemente a los empleados. 

Hoy en día, las personas que saben alemán y lenguas orientales, como el chino, son especialmente buscadas. Los empleados que los conocen pueden esperar salarios más altos de inmediato.

2.     Aprendiendo rápido

Cuanto más rápido aprende un empleado, menos tiempo se pierde en dominar los nuevos procesos, sistemas o programas que ingresan a la empresa. 

Estas personas pueden contar con promociones más rápidas y responsabilidad para proyectos serios. Los empresarios los valoran porque ahorran mucho al implementarlos en nuevos productos.

3.     Cumplir plazos

Un empleado que no llega a tiempo puede olvidarse de un mayor éxito. Si alguien no devuelve su trabajo a tiempo, muestra que no se está tomando en serio su puesto y sus responsabilidades. 

La puntualidad no es sólo lo que se requiere. Quien no se apega a ella no puede contar con la promoción y la simpatía de sus superiores.

4.     Conocimiento de los programas que se ofrecen en la empresa

Las habilidades prácticas son cruciales para solicitar un trabajo. El conocimiento de los programas de software utilizados a menudo puede marcar la diferencia si alguien obtendrá el trabajo. 

No hay necesidad de perder tiempo adicional en implementación o capacitación. Este conocimiento vale la pena cuidarlo y actualizarlo todo el tiempo.

5.     Organizando el tiempo uno mismo

En un trabajo de tiempo completo, se le dice cuánto tiempo tiene que trabajar y qué hacer, pero en última instancia depende de usted cómo manejarlo. 

Si no puede organizar su tiempo, es posible que se esté quedando atrás o que se esfuerce por hacer horas extras sin la vigilancia de su supervisor.

6.     Liderazgo y construcción de tu propio equipo

En el trabajo, tendrás que trabajar con personas predeterminadas, pero eso no significa que tus opciones estén completamente limitadas. 

Construir su propio equipo es una habilidad necesaria para los puestos de alto nivel y para aquellos que en su mayoría trabajan solos. 

El empleador siempre está buscando líderes decentes que hayan desarrollado cualidades de liderazgo.

7.     Comunicación efectiva e intercambio rápido de información

La cooperación dentro de la empresa es crucial para su funcionamiento eficiente. El rápido intercambio de información casi siempre es bienvenido. 

Las personas que dudan demasiado y no pueden tomar decisiones de manera eficiente pueden ralentizar significativamente el proceso y, por lo tanto, exponer a la empresa a pérdidas. Ningún empleador quiere invertir en un empleado así.

8.     Asumir la responsabilidad de tus actos

Muchos empleados no son capaces de asumir la responsabilidad y las consecuencias que siguen. Los empleadores valoran a las personas que asumen la responsabilidad de lo que hacen. Porque se puede trabajar con ellos sin temor a que no se haga algo que se les ha encomendado. 

Y si esto sucede, el empleado abordará la situación de manera responsable. Por ejemplo, intentará reparar cualquier daño que pueda haber causado con sus acciones.

9.     Admitir un error

Los empleados tienen miedo de admitir que hicieron algo mal y pueden tratar de arreglarlo por su cuenta. Sin embargo, los empleadores esperan cada vez más que un empleado confiese si algo sale mal.

De esta manera, ellos mismos podrán controlar la situación. Es mejor que el empleador sepa sobre el error más temprano que tarde, especialmente si el error tiene un impacto en el cliente de la empresa.

10.  Atrapar tus errores y mejorar rápidamente

Además de admitir un error, también debe poder detectarlo rápidamente y corregirlo. El empleado debe poder hacer esto, especialmente si ocupa un puesto importante. 

El empleador no quiere retener a una persona que no solo no le avisará cuando haga algo mal, sino que tampoco será capaz de lidiar con los errores más simples por su cuenta. 

Por lo tanto, la capacidad de anticiparse y resolver problemas, y aprender de los fracasos para ser efectivos en el futuro, son habilidades que vale la pena dominar.

×

Powered by WhatsApp Chat

× ¿En que puedo ayudarte?