¿Qué es el desarrollo personal? Conceptos básicos

El desarrollo personal es un proceso en el cual una persona se enfoca en descubrir determinados aspectos para llevarlos a la práctica y mejorar su salud, virtudes, talentos y capacidades, por ende, a mejorar su entorno y su vida.

El desarrollo personal abarca diversos recursos, conocimientos, actividades y técnicas relacionadas con el desarrollo del potencial humano. Presupone un crecimiento cognitivo e íntimo, que se puede observar a través de los comportamientos.

Dentro del proceso de desarrollo personal podemos y debemos analizar todo tipo de preguntas existenciales que nos rodean, como por ejemplo: buscar dónde están los desafíos o lo que debe ser cambiado y qué podemos hacer para obtener resultados diferentes y exitosos.

Las áreas de la vida en las que está involucrado el desarrollo personal son:

La administración del tiempo: Se aplica al invertir tiempo en lo que es útil para el crecimiento tanto material como espiritual, por lo tanto, para el bienestar integral.

El autoconocimiento: Aquí, el desarrollo personal ayuda a ser maestro de sí mismo y por lo tanto un mejor ser humano. Tener percepción de los bloqueos y las limitaciones para trabajar por superarlos con el poder de la conciencia y la mente.

La comunicación interpersonal: El desarrollo personal se encuentra en el cuidado y el afán de los interlocutores en la transmisión de datos o de una información específica, con el fin de obtener el éxito o metas deseadas en el proceso. La comunicación exitosa depende no sólo de cómo se transmite el mensaje, sino también de la comprensión, que es básica.

El emprendedurismo: Cuando el individuo tiene una forma especial e innovadora para dedicarse a la administración, ejecución u organización de actividades; especialmente en la generación de riqueza y en la transformación del conocimiento en nuevos productos y bienes o servicios. Es la capacidad de emprender.

La educación financiera: Involucramos desarrollo personal cuando tratamos de buscar una mejor calidad de vida, proporcionando la seguridad necesaria para disfrutar de los placeres de la vida y al mismo tiempo, obtener una garantía ante cualquier imprevisto material.

El liderazgo: También se lo ve en la capacidad de motivar e influenciar a otros de manera ética y positiva, para contribuir voluntariamente y con entusiasmo a los objetivos del equipo y la organización.

La motivación: Está presente en la fuerza interna que cambia durante toda la vida, cada vez que se dirigen y mejoran los objetivos de un individuo.

El marketing personal: Se lo observa al valorar al ser humano en todos sus atributos y características, incluyendo su estructura física, intelectual y espiritual. Se tiene como objetivo permitir y fomentar la plena utilización de las capacidades humanas y potencialidades en el ámbito profesional y en la vida personal.

La productividad: Se lo ve también en la relación entre la producción lograda y los recursos utilizados.

El poder mental: Se lo observa al ir desarrollando las funciones mentales gracias a las realizaciones y conquistas positivas.

En sus funciones conscientes: el razonamiento, el análisis, la lógica, captura la información a través de los cinco sentidos, el poder de elección, el tiempo y el espacio, diferenciar bien y el mal, entre otras.

En las funciones inconscientes: representa aproximadamente el 90% de la conducta, la memoria profunda, controla las funciones orgánicas, fenómenos paranormales, entre otras.

La calidad de vida: Lo vemos en el bienestar físico, en las relaciones mentales, psicológicas, emocionales y sociales; así como en la salud, la educación y el poder adquisitivo; como también en otras circunstancias de la vida.

Las relaciones humanas: Está presente en las relaciones entre personas, como también en la manera en que se tratan y se comunican. También lo vemos cuando estamos con personas que nos hacen sentir especiales y nos impulsan a lo que es positivo, motivándonos y viceversa.

Fuente: exitoydesarrollopersonal.com

× ¿En que puedo ayudarte?